Lo que estamos viviendo este año 2020 está provocando que muchas personas tengan problemas de salud mental como la ansiedad y se pasen el día con síntomas; muchos por causas reales y otro por causas de anticipación del peligro.  Por esta razón es muy importante que empieces a cuidar tu salud mental y no sientas ansiedad.

¿Por qué hay personas que viviendo las mismas situaciones padecen de ansiedad y otras no? ¿A qué se debe?

En muchos casos, al diálogo interno que tenemos con nosotros mismos.

Ciertamente, hay que afirmar que a todo el mundo no le afectado por igual la situación,  puesto que han pasado la enfermedad, han perdido a un ser querido, les ha afectado la crisis económica de pleno…

La percepción e interpretación de cómo vivimos las situaciones es clave para gestionar nuestras emociones y no tener ansiedad.

Cómo nos hablamos a nosotros mismos es muy importante para tener una buena salud psicológica,  aunque he de decir que, si llevamos tiempo hablándonos de forma catastrófica, cambiar ese diálogo nos llevará un tiempo. Me gusta destacar esta parte para que tengamos unas expectativas reales y no autoengañarnos. .

¿Qué hacer para gestionar nuestras emociones?

Pregúntate, ¿Qué me digo a mi mismo cuando siento Ansiedad?

Por ejemplo:

Si me digo: ¿Y si me despiden del trabajo? No conseguiré encontrar un nuevo trabajo y será horrible. Este tipo de diálogo, hace que sintamos ansiedad y estemos anticipando la situación como peligrosa.

Es bueno observar la posibilidad de peligro para poder evitarlo. Todo y con esto, no es sano tener un temor intenso por un posible peligro, ya que esto nos nubla y nos pone nerviosos en exceso. A la vez, nos  impide ver de forma objetiva los hechos y como nos podríamos ayudar de forma sana.

¿Qué puedo decir para ayudarme?

“Me gustaría que no me despidieran, pero si en el peor de los casos me despiden,  sería desagradable pero, podría buscar un nuevo trabajo. Lo más probable es que pudiera salir adelante.” Decirte, en este caso, que no podrías conseguir un nuevo trabajo, es una exageración que solo te lleva a tener ansiedad y te obstaculiza el poder conseguir tu nuevo objetivo.

Hay una parte que podemos controlar, tomar las medidas de precaución, pero no de forma obsesiva si no siendo prevenido y sin estar preocupado todo el tiempo.

Piensa que el diálogo que tenemos con nosotros mismos, nos ánima y hace que nos focalicemos más en los objetivos, o bien, nos destruye desanimándonos y alejándonos de los objetivos que queremos.

Ahora toca practicar y practicar el nuevo diálogo.  Te sentirás mejor.

Si estás pasando una ruptura sentimental, no te pierdas nuestro artículo de claves para superar una ruptura de pareja.

Leave a Reply