¡Hola! Soy Albert, psicólogo en Eva Almirón Institut de Psicologia y especialista en lograr que tus inseguridades y fobias vayan perdiendo fuerza.

Podríamos pensar que la autoestima se manifiesta en todo aquello que hacemos, pensamos, sentimos…Podemos verlo como un concepto abstracto difícil de identificar en nosotros mismos, pero si podemos ser conscientes de aquello que nos hace saber que nos cuidamos y tenemos en cuenta.

Aquí vamos a abordar nuestros comportamientos como una manera de mejorar nuestra autoestima. En concreto,  nos centraremos en 5 aspectos de nuestro comportamiento que podemos tener en cuenta en nuestro día a día.

  1. Conductas que en la actualidad hacemos y que queremos seguir haciendo: tomar consciencia de aquello que nos hace bien y cuidarlo para que siga en nuestra vida. Como ejemplo, podríamos coger el seguir haciendo deporte si es el caso.
  2. Conductas que hago en la actualidad y que sé que me hacen daño: es importante tomar consciencia de ellas y a partir de aquí, planear como hacer un cambio. Un ejemplo cotidiano podría ser el querer dejar de fumar.
  3. Conductas que hacía en el pasado, me hacían sentir bien y he dejado de hacer por el camino: miremos a ver si podemos recuperarlas de alguna manera. Seguramente volverán a ayudarnos como lo hacían antes.
  4. Conductas destructivas que es más fácil que realicemos cuando nos sentimos mal y tenemos tendencia a repetir en malas etapas. Aquí es importante ser consciente de ellas para no empeorar una situación que nos haga sentir mal. Por ejemplo, si estoy viviendo una temporada de estrés, esto me puede llevar a consumir más alcohol.
  5. Cosas que siempre he querido hacer: que estén a mi alcance y que por diferentes motivo nunca he puesto en marcha.

Una buena pregunta para hacerse uno mismo cada noche antes de acostarse es ¿qué he hecho hoy para cuidarme?

Cada día deberíamos poder responder con alguna cosa, por pequeña que sea. No es necesario realizar cosas complicadas para sentirnos bien. A veces, en pequeños comportamientos de la vida cotidiana podemos encontrar una manera de cuidarnos.

No es sencillo hacer un cambio en nuestra manera de actuar, por eso, es mejor comenzar por pequeñas conductas, concretas y que estén a nuestro alcance.

Leave a Reply